Lenguajes de programación que debes conocer en 2018

Desde 2014 publicamos cada año por estas fechas un post con el índice Tiobe como referencia de los lenguajes de programación más extendidos. Hoy volvemos a publicarlo para ver su evolución anual de abril 2017 a abril 2018.

Este índice recoge el ranking de los lenguajes de programación más populares y valorados por los ingenieros, cursos y proveedores de TI. Estos cálculos se cuantifican gracias a los motores de búsqueda de Google, Bing, Yahoo, Wikipedia, Amazon, Youtube y Baidu. Es importante tener en cuenta que el índice TIOBE no se trata del mejor lenguaje de programación o el idioma en el que se han escrito la mayoría de las líneas de código.

Ofrecemos esta referencia para comprobar cómo de actualizados están nuestros conocimientos. Tanto en cuanto a lenguajes de programación que usamos, como a la hora de decidir cuál aprender o adoptar. Y con esta tabla vemos la evolución anual entre abril 2017 y 2018.

No ascienden nuevos lenguajes en el ranking a las 5 primeras posiciones, que se mantienen estables. Justo detrás de esas posiciones punteras destaca la ligera subida de Visual Basic .NET a la 6ª plaza en detrimento de PHP.

 

TABLA RANKING TIOBE de abril 2017 - abril 2018


 

Los Top 3 no cambian

1º. Java se mantiene en el primer puesto como lenguaje de programación más popular, es muy útil para aprender los principios de la programación orientada a objetos que se usa en otros lenguajes modernos como C++, Perl, Python, o PHP. Una vez que has aprendido Java, es más fácil aprender estos otros lenguajes. Tiene la ventaja de que es un lenguaje muy maduro y con una larga trayectoria. Se usa en una gran cantidad de entornos, incluido el desarrollo de aplicaciones en Android, así que es un lenguaje muy práctico.

2º. C estable en segundo lugar y fundamenta las bases de un conocimiento de programación, mientras aprendes C estás aprendiendo conceptos básicos de lenguajes cómo Java o C#. Además no sólo es más sencillo que estos últimos, sino que también comparten gran parte de su sintaxis.

3º. C++ sigue tercero en el ranking siendo un lenguaje de nivel intermedio con características de programación orientada a objetos, originalmente diseñadas para mejorar el lenguaje C. C++ se utiliza para el desarrollo de software de sistemas, software de aplicaciones, servidores de alto rendimiento y aplicaciones de cliente y videojuegos (Firefox, Winamp y los programas de Adobe, Counter strike… ).

 

Los que suben (moderadamente)

Este año no destaca ninguna escalada de varios puestos especialmente. Se han producido subidas de uno o dos puestos en el ranking abril 2018, que es uno de los más estables de los últimos años.

4º (desde el 5º) Python llegó hace dos años al TOP 5 para quedarse. Se trata de un lenguaje de programación interpretado cuya filosofía hace hincapié en una sintaxis que favorezca un código legible. Se trata de un lenguaje de programación multiparadigma, ya que soporta orientación a objetos, programación imperativa y, en menor medida, programación funcional. Es un lenguaje interpretado y multiplataforma. 

6º (desde el 7º) Visual Basic .NET asciende en el ranking una posición para acercarse lentamente al TOP 5. Algunos desarrolladores con experiencia en Visual Basic se pasan al Visual Basic .NET con una curva de aprendizaje menor, ya que esto permite centrarse en aprender los aspectos nuevos y específicos del .NET Framework y no centrarse en aprender aspectos específicos del lenguaje tales como su sintaxis, por ejemplo.

10º (desde 11º) Ruby es un lenguaje de programación interpretado, reflexivo y orientado a objetos, presentado públicamente en 1995. Combina una sintaxis inspirada en Python y Perl con características de programación orientada a objetos.

13º (desde el 16º) Visual Basic, es curioso que se recupere de su descenso del año anterior tras haber sido ‘sustituido’ por .NET y ‘discontinuado’ por Microsoft que dejó de dar soporte a su último Visual Basic 6.

 

Los que bajan y posibles motivos

Vemos 2 lenguajes de programación entre los 20 principales que han perdido más de 3 posiciones en 1 año: Objective-C y Perl. 

18º (desde el 14º) Objective-C, su motivo de la caída es claro. Apple utilizó Objective-C hace un par de años y lo reemplazó por su sucesor Swift. Además, el desarrollo de aplicaciones móviles se está trasladando a frameworks y lenguajes independientes de la plataforma. 

16º (desde el 10º) Perl, continúa cayendo en su popularidad. Perl significa Practical Extraction and Report Language, algo así como lenguaje práctico de extracción y de informes. Es un lenguaje creado con el objetivo principal de simplificar las tareas de administración de un sistema UNIX. Hasta 2005 fue el lenguaje de scripting más dominante en el mundo. En 2008 se temió que Perl se extinguiría según la tendencia del índice TIOBE en ese momento. Los ingenieros buscaran alternativas como Python y Ruby.

15º (desde el 12º) Swift, el desarrollo de aplicaciones móviles se está trasladando a frameworks y lenguajes independientes de la plataforma. Eso es por lo que Swift, que solo está disponible en los sistemas de Apple, ve reducida su popularidad.

Delphi, C#, PHP, Go y Assembly language sólo descienden ligeramente en el índice una o dos posiciones.

 

Puedes consultar nuestro post anterior de 2017 sobre el mismo tema: Lenguajes de programación que debes conocer en 2017
 

 

Los sectores que mejoran gracias a Internet de las Cosas 'IoT' (2ª parte)

En este segundo post sobre IoT seguimos añadiendo sectores de actividad a la lista de los  beneficiados por la implantación de Internet of Things.

7.  Industria

Las fábricas que se aprovechan de IoT y forman parte de la industria 4.0 ya obtienen diversos beneficios de ello.  La aplicación de sistemas basados en internet de las cosas mediante sensorización y conexión en red de los activos para registrar los datos de rendimiento, permite tomar mejores decisiones gracias a la monitorización de procesos físicos, ya que se detectan antes los fallos y facilita las posibles correcciones.

La utilización de la red de información sobre los activos productivos además posibilita conectar diferentes etapas de producción, obtener información en tiempo real y anticiparse a las necesidades de los clientes.

La calidad en el centro de la estrategia IoT. Los fabricantes están invirtiendo actualmente en la creación de más y mejores puntos automáticos de control de calidad en la producción; con el objetivo de localizar fallos, evaluarlos y corregirlos para mejorar la calidad. 

Por lo tanto Internet of Things reducirá el número de devoluciones, reparaciones y reclamaciones por parte de los clientes y mejorará la confianza de los usuarios en la marca.

IoT para mantenimiento predictivo 
El mantenimiento predictivo es ese conjunto de acciones y técnicas aplicadas (mediante IoT, por ejemplo) para detectar los posibles fallos y defectos que se puedan generar en las máquinas en las etapas iniciales de su proceso.

La transmisión de datos desde sensores y dispositivos instalados en los activos de producción puede utilizarse para evaluar rápidamente las condiciones actuales, reconocer las señales de advertencia, ofrecer alertas y activar automáticamente los procesos de mantenimiento adecuados de manera anticipada. 

8.  Energia y otros suministros

Ya son varios los proveedores de suministros que han instalado una red de comunicación de banda estrecha de los contadores inteligentes ( de agua por ejemplo) y han sensorizado las redes de distribución de agua o de energía. Ello permite analizar los datos captados en tiempo real.  Y el análisis de esos datos mediante técnicas de Big Data ayuda a detectar averías y fugas provocando una gestión del consumo más eficiente y ahorros para consumidores y compañías. 

Las herramientas analíticas de datos también permiten utilizar los sensores de los sistemas y redes de distribución de energía para predecir por ejemplo cuándo vendrá un pico de la demanda y cuando ciertas zonas están en periodo de inactividad.

9.  Agricultura

La aplicación de IoT –es decir, de la interconectividad de distintos dispositivos y programas– permite que la agricultura se convierta en una actividad controlada, regulada, analizada y corregida por tecnología inteligente automatizada: agricultura de precisión.

Una aplicación es la geolocalización del espacio de cultivo por medio de monitorización con sensores para grabar y registrar superficies para establecer la latitud geográfica exacta en que se encuentra el espacio, su altura en relación al nivel del mar, el mapeo del suelo para conocer declives, canales, erosiones, superficies planas, etc..

Otra utilidad es generar un mapa de rendimiento del cultivo gracias los sensores que informan de las propiedades del suelo, su grado de salinidad, de nitrógeno, de fosfatos, de acidez y de humedad. Todo lo cual ayuda a determinar la humedad que se requiere usar en distintas partes del suelo, definir la cantidad de semillas o granos que se necesitan en los diferentes espacios del terreno y definir el tipo y la cantidad de abono que hay que utilizar en cada área de la superficie cultivada.

10.  Ocio y cultura

Museos, galerías de arte y monumentos ya utilizan códigos QR, chips NFC, etiquetas RFID y Beacons que son tecnologías para IoT que permiten a cada pieza de arte o monumento ‘contar su propia historia’. El artista puede crear una identidad digital, subir sus trabajos y plasmar en cada artículo un elemento multimedia. Gracias a la capacidad de asociar información adicional a las obras de arte, los artistas pueden contar la historia detrás de cada obra y se establece una asociación directa entre su trabajo y los visitantes que acceden a esa historia mediante su móvil mientras admiran la obra en cuestión.

11. Retail

Es importante recordar que RFID es una herramienta probada de IoT que se puede utilizar para la administración de inventario con estanterías inteligentes (en tienda y en almacen) y para la optimización del nivel de servicio. Hablamos de la automatización y la robótica del almacén impulsadas por la demanda de las compras on line y en la tienda. IoT nos permite monitorizar las oportunidades de ventas en tiempo real y rastrear las ventas perdidas en la tienda.

Cada vez más, el consumidor está conectado y los retailers saben que los clientes verifican y comparan los precios en la tienda desde sus dispositivos móviles. IoT posibilita el marketing contextual: hacer una oferta de mejor precio personalizada o proporcionar servicios basados en la ubicación directamente en la tienda. Gracias a la tecnología de balizas o beacons, podemos identificar al cliente y comprender el contexto (el momento y el lugar del cliente) para detectar y responder de manera proactiva cuándo el cliente fiel, que tiene instalada nuestra app, necesita ayuda o un incentivo para comprar.

¿Cómo ofrecer la mejor experiencia de compra física en la tienda? Dentro de las tiendas inteligentes, podremos monitorizar el tráfico con video o Wi-Fi para conocer el recorrido de compra y si los clientes se concentran en un área de productos determinados. Además es posible personalizar la experiencia de compra en la tienda, por ejemplo anunciándoles eventos a través de sus dispositivos móviles mediante beacons, ofreciendo probadores virtuales, espejos interactivos con información sobre el producto que muestran y auto-checkout para evitar colas (compra sin pasar por mostrador, con pago desde el móvil).
  
Como conclusión y muestra de la relevancia creciente de Internet Of Things en las empresas indicamos aquí algunos datos del último informe Barómetro de IOT de Vodafone

La proporción de empresas que han adoptado IoT se ha duplicado en solo cinco años.El uso ha aumentado del 12% en 2013 al 29% en 2017. 
Los sectores de el transporte y la logística (19% a 27%) y el comercio minorista (20% a 26%) han mostrado los mayores crecimientos interanuales a partir de 2016.

Las organizaciones que utilizan IoT siguen aumentando. El 84% está de acuerdo en que su adopción de soluciones IoT ha crecido en los últimos 12 meses. El 12% de las empresas que ha implementado IoT ahora tienen al menos 10.000 dispositivos conectados y el porcentaje con más de 50.000 dispositivos conectados ha pasado del 3% al 6%.
 

Los sectores que mejoran gracias a Internet de las Cosas 'IoT' (1ª parte)

 En este primer post sobre Internet de las Cosas vamos a comenzar por la definición de la Wikipedia: Internet de las Cosas (Internet of Things-IoT) es un concepto que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con Internet. Consiste en la conexión avanzada de dispositivos, sistemas y servicios que cubre una amplia variedad de protocolos, dominios y aplicaciones tecnológicas. Un dispositivo conectado es aquel capaz de enviar información a otro dispositivo sin intervención humana.

Lo que aseguramos en el sector TI y se percibe en nuestro día a día es que el crecimiento de esta tecnología está siendo muy rápido, al ritmo que crecen sus aplicaciones en todas las actividades que realizamos en nuestra vida laboral y personal.

Y continuará creciendo en el futuro si nos atenemos a algunos ejemplos de predicciones:

  • Gartner dice que los dispositivos de IoT aumentaron un 31% de 2016 a 2017, alcanzando 8.400 millones de ‘cosas’ conectadas este año y que el número aumentará a 20.400 millones para 2020.
  • Ericsson predice que la cantidad de dispositivos IoT superará a los dispositivos móviles en el 2018.
  • La inversión en Internet de las Cosas alcanzará en España según IDC los 23.000 millones de euros en 2020. 

Las previsiones son espectaculares y por ello nos surgen algunas preguntas:
¿Por qué se augura tanto éxito a Internet de las Cosas? ¿De verdad es tan útil y universalmente aplicable como para crecer así? ¿Qué beneficios ofrece?

Veamos cómo puede ayudar IoT a diversos sectores de actividad con una primera lista de los beneficiados por su implantación.

 

1. Administraciones públicas

El desarrollo de las Ciudades InteligentesSmart Cities persigue que las organizaciones públicas cuenten con tecnologías IoT que les permiten ofrecer servicios públicos en las ciudades de alto valor, eficaces y sostenibles. Actualmente la calidad del aire y del agua, los medios de transporte públicos, el tráfico, la meteorología, la producción y el consumo de energía, son variables medidas por sensores, y controladas en tiempo real. La tecnología big data debe ser capaz de explotar todas estas fuentes de datos y convertirlos en servicios de alto valor que demandan los ciudadanos.

 

2. Construcción

Internet de las Cosas vuelve a impulsar una nueva domótica en las viviendas. Con sistemas para controlar las instalaciones y los electrodomésticos conectados a la nube: TV, frigorífico, alarma, luces y climatización... 

Elementos conectados para seguridad y prevención de riesgos: conos inteligentes que alertan de instalaciones eléctricas cercanas y de máquinas en movimiento. El trabajador lleva chalecos balizados, con GPS o etiquetas RFID, para prevenirle de riesgos próximos a su ubicación o propios de la tarea que está realizando.

 

3. Seguros

Internet de las Cosas como instrumento para personalizar el servicio del seguro. En el caso de los automóviles, un dispositivo puede monitorizar el uso del coche: horas en marcha al día, tipo de conducción, uso en carretera o en ciudad, calidad del pavimento por donde circula...La recogida de estos parámetros y el tratamiento de los datos, permite ajustar al máximo la prima del seguro a las circunstancias del asegurado. Ambos ganan, la aseguradora controla mejor los riesgos y el cliente obtiene una tarifa más justa.

Prevención de siniestros. La sensorización del hogar también permite detectar o predecir averías en las instalaciones evitando o minimizando los daños por siniestros; como por ejemplo fugas de agua.  

 

4. Salud

Los wereables se utilizan para la medición inmediata de signos vitales como la tensión arterial, la detección de caídas y para informar sobre la posición GPS. Junto con el envío automático de alarmas, previene controla y localiza a pacientes de atención domiciliaria y facilita el seguimiento de mayores.

Localización de pacientes y de activos en los hospitales para aumentar la productividad de los procesos asistenciales y mejorar la calidad de la atención al paciente. La información que recogen los dispositivos (pulseras, tarjetas, tags y balizas)  instalados en un hospital es útil para los profesionales sanitarios y para los familiares de los enfermos. 

 

5. Logistica

 Seguimiento de vehículos mediante dispositivos GPS ya están muy extendidos en las flotas de transporte. Permiten localizar el activo y recoger información para optimizar las rutas en función de los datos obtenidos.

 Tracking y conservación de mercancías. El seguimiento y la mejora de los procesos en la manipulacion de las mercancías transportadas. Existen sistemas IoT capaces de monitorizar las condiciones de humedad y temperatura, los movimientos bruscos o no de los paquetes que se están transportando. De este modo es posible controlar si el pedido se encuentra en un estado de conservación óptimo en cuanto a temperatura, caídas, golpes recibidos y movimientos sufridos durante su distribución. 

Mejora de la gestión de almacenes. La tecnología IoT ofrece sistemas que permiten conocer en todo momento qué ubicaciones hay disponibles en los almacenes. Esto agiliza la entrada, manipulación y salida de mercancías minimizando tiempos de espera y ahorrando costes.

 

6. Turismo

La industria hotelera avanza en la mejora de la experiencia del cliente con el concepto de la ‘habitación conectada'. Aplicaciones móviles con funcionalidades de apertura de puerta, control de la climatización, de la televisión, solicitud de servicios, comunicación con recepción, etc....  

Redes de sensores y de balizas en grandes instalaciones como aeropuertos o parques temáticos pueden tener localizados constantemente a los usuarios y ofercerles una experiencia personalizada en función de su localización: transporte, reservas en restaurantes, descuentos y ayuda para planificar itinerarios.

Los Destinos Inteligentes son una variedad de las Ciudades Inteligentes enfocada a la experiencia de ocio del turista o visitante. No tienen por qué coincidir con los límites de las ciudades puesto que los destinos pueden ser más extensos geográficamente que éstas ( Costa del Sol, Camino de Santiago…).
 

En una segunda parte del post continuaremos buscando sectores y ejemplos de los beneficios que aporta Internet de las Cosas, y añadiremos también cuáles son sus retos y amenazas.