Realiza tu próximo diseño web con Bootstrap

Siempre que empezamos un proyecto web, el diseño de la interfaz se convierte en un verdadero quebradero de cabeza. Debemos tener en cuenta la usabilidad del sitio, la funcionalidad que aporta a los usuarios, que sea intuitivo y que tenga un diseño claro y sencillo.

Por otro lado, también queremos que nuestro proyecto web se visualice de forma óptima en los distintos navegadores y se adapte correctamente al tamaño de cada dispositivo (móvil, tablet y/o ordenador).

Para ello, una solución recomendable es la utilización de un framework de apoyo en el proyecto web, que nos hará ganar mucho tiempo y esfuerzo.

Un framework idóneo es Bootstrap, que ha sido desarrollado por Twitter y nos permite crear interfaces web, con CSS y Javascript , adaptables a todo tipo de dispositivos.

Bootsrap nos ofrece varios elementos con estilos predefinidos fáciles de configurar: botones, menús desplegables, formularios incluyendo todos sus elementos e integración con jQuery para ofrecer ventanas y tooltips dinámicos.

Por otra parte, este framework también nos da la posibilidad de configurar el layout de nuestro proyecto para que se adapte a los distintos dispositivos.

Responsive web design 

Para ello, Bootstrap ofrece una estructura de cuadrícula que nosotros podemos definir y diseñar del modo que más nos guste o se adapte a nuestro proyecto. Esta estructura será la encargada de desplazar y disponer los elementos en layout según se visualice la interfaz en un dispositivo u otro.

En su GitHub oficial podemoss encontrar páginas con toda la información necesaria para utilizar Bootstrap en nuestros propios proyectos web, además también encontramos ejemplos de utilización de este framework.

Os dejamos algunos sitios web realizados con Bootsrtap:

Tecnología vestible: un accesorio imprescindible para controlar nuestra salud

Este año sin duda es el año de la tecnología vestible. El impacto de los dispositivos vestibles quedó marcado en la educación, comunicación y entretenimiento; pero una de las ramas donde estos dispositivos están avanzando con mayor velocidad es en el campo de la medicina. Las empresas más importantes de tecnología están apostando fuertemente por un cambio en la medicina, trayendo la última tecnología vestible y aplicaciones al servicio de nuestra salud.

 

La apariencia de estos dispositivos ha mejorado mucho, ahora son menos horteras y más discretos, ligeros y, lo más importante, baratos. En tres años el aparato de fitness bajará a 70 euros de media, menos de la mitad de lo que cuestan hoy. Los smartphones ya llegan con aplicaciones gratuitas para medir el ejercicio físico. Una de cada 10 empresas de tecnología tienen relación con salud y bienestar físico. Hoy en día muchas empresas gigantes, incluyendo Apple, Samsung y Google están intentando relacionar sus tecnologías a la salud.

 

 Intel también se suma a la lista tras su asociación con la fundación Michael J. Fox, que trata de investigar el Parkinson. El objetivo es intentar medir y analizar personas que padecen la enfermedad usando tecnología vestible. Los dispositivos graban y transmiten a los médicos los síntomas a tiempo y en distintas etapas de la enfermedad. Una app mantendrá un historial de cómo se siente el paciente y qué medicación están tomando. El beneficio de usar éste sistema es que los investigadores pasan de ver datos escasos y esporádicos a poder analizar cientos de lecturas de más de mil pacientes que puede utilizarse para detectar nuevos patrones y generar nuevos descubrimientos. Toda esta información ocupará 1GB por día en cada dispositivo. La compañía ya probó el plan a pequeña escala usando dieciséis pacientes de Parkinson y nueve voluntarios fueron parte del grupo de control.

Existen otras muchas herramientas desarrolladas  para enfrentar enfermedades. Por ejemplo, el Bionic Pancreas, una herramienta para controlar el diabetes consiste en regular la cantidad de insulina y glucagón inyectada en el cuerpo. El seguimiento se realiza a través de una aplicación para iPhone que funciona como un control wireless de los algoritmos dictados por las inyecciones subcutáneas, enviadas a un monitor comunicado con un sensor, que el usuario está utilizando.

 

Samsung  se suma a esta tendencia de la tecnología vestible en materia de salud, con Simband, un dispositivo que toma todos nuestros signos vitales usando diferentes receptores en nuestra piel. Recoge información de la salud del usuario continuamente: la presión sanguínea, respiración, pulsaciones, el nivel de hidratación y la cantidad de dióxido de carbono en sangre. El mismo contará con una batería que permitirá usar el dispositivo 24 horas al día, cargado en nuestra muñeca mientras dormimos

 Otra compañía es LG, que lanza una banda de fitness que muestra la información en el móvil. O el de Lively que proporciona sensores para pastilleros y frigoríficos que informan al médico si su paciente cumple las prescripciones o come a las horas debidas.

Pulseras como la Fuelband de Nike, Misfit o Force Fitbit son solo el comienzo. Qardio, por ejemplo, promete un modelo que captará si la persona no solo anda, sino si se agacha o mueve los brazos.

    

                                                                         650 1000 big data analytics platform